ads

¿Que es el instinto sexual masculino?

        Es un fenómeno muy complejo en que toman partes elementos orgánicos y elementos psíquicos, en el sustrato orgánico del instinto sexual hay que incluir los elementos de conducción nerviosa, de secreción hormonal y de circulación sanguínea, a este componente orgánico le llamaremos instinto y podremos pensar que tenga una característica propia genética y constitucional, los elementos psíquicos que participan en el nacimiento del impulso sexual son los factores psicológicos emocionales y afectivos condicionados por la historia del individuo, por su cultura y por el momento específico que está viviendo y a esto lo llamaremos deseo.

 

        ¿El instinto y el deseo entran en juego conjunta o separadamente en el nacimiento o en el impulso sexual?.

        El impulso y deseo sufrirán interacciones necesariamente el uno con el otro, con lo cual ambos elementos nunca podrán estar separados de modo completo, sin embargo podemos hablar de predominios o preferencias de uno de los dos, en algunas situaciones el componente instinto se pone en marcha en primer lugar y a su vez provoca el deseo.

        Hay que presumir, p.e., que después de un cierto periodo de abstinencia sexual el relanzamiento del impulso se debe a un cierto componente rítmico y repetitivo del instinto, sería en este caso una necesidad del organismo y podríamos utilizar para el instinto la palabra "necesidad", que clarificaría aun mejor su diferencia con el deseo, que por el contrario nunca es algo que se pueda imponer por completo al individuo.

 

        ¿Cuando predomina el componente deseo en el impulso?

        Se puede pensar que en una relación de pareja, la aparición del impulso está sometida a mucho más, es decir a una elaboración mental ligada a la relación que el individuo tiene con su compañera, así que en este caso el impulso se considera como una libre opción en la cual el deseo tendrá el papel predominante.

 

        El instinto sexual masculino, en su mezcla de instinto y deseo ¿en donde hunde sus raíces?.

        A lo largo del crecimiento del individuo, instinto y deseo crecen y caminan paralelamente, pero para intentar ver las cosas con mayor claridad deberemos volver a los orígenes afectivos de este impulso, se podría imaginar el deseo de una pareja de vivir mucho tiempo juntos, para tener hijos, para tener especialmente hijos varones, ya hay una semilla de lo que será el impulso sexual del que va a nacer, si la mujer una vez embarazada sigue teniendo ese deseo de tener un hijo varón se podrá buscar allí las primeras raíces del impulso sexual masculino, hoy la biología ha añadido algo más sobre el particular.

 

        ¿Que dice la biología?

        Hoy día, los biólogos nos enseñan que en el interior del vientre materno, el feto, hasta un momento dado no tiene una estructura neutra como antes se pensaba, sino una estructura femenina y aproximadamente sobre la séptima semana, los factores hormonales pueden trasformar en un varón a este feto con estructura básicamente femenina.

 

        ¿como se ligan estos factores con el deseo sexual masculino?

        Aunque el futuro hombre indudablemente no tendrá recuerdos de su vida intrauterina, hay que preguntarse si en él no existe una relación biológica posible, inconsciente, fundada también en sus genes, que por la necesidad de ser hombre y de liberarse de esta hipoteca femenina le ha condicionado en cierto sentido antes de nacer para que se convierta ahora en el guerreo valiente que va a combatir lejos de su casa, lejos del vientre materno, en busca de una divinidad segura e indiscutible que excluya esta hipoteca femenina de partida, la idea de agresividad, violencia y dureza a lo largo de los años va ligada a la idea de virilidad.

 

Óvulo, esperma y cromosomas

 

Óvulo Esperma
1.- Espacio perivitelino

2.- Glóbulo polar

3.- Núcleo

4.- Nucleolo

5.- Zona Pelúcida

6.- Corona radial

7.- Ovocito

1.- Acrosoma

2.- Núcleo

3.- Cuello

4.- Cola

5.- Cola mitocondria en hélice

 

 

El nuevo  individuo que se origina en el momento de la fecundación de la unión del huevo (a) con el espermatozoide (b), además de los distintos caracteres de los padres contenidos en los cromosomas, lleva consigo también el mensaje genético del sexo, en la especie humana el número de cromosomas característicos es de 46 dividido en 23 parejas, dos de estos cromosomas son los que determinan el sexo y son los llamados X e Y, la presencia de dos cromosomas X caracteriza el patrimonio cromosómico de la mujer y la presencia de un X y de un Y, caracterizan el patrimonio cromosómico masculino (c).

 

        ¿El ambiente externo y la cultura orientarán a su vez ese deseo masculino?

        Ya Sigmund Freud y los psicoanalistas posteriores habían notado que los niños demasiado protegidos y estimulados por parte de sus padres, educados de una forma demasiado espartana para que fueran precisamente más hombres, a los que les ha faltado cierta parte de la afectividad exterior de la que se dispensa a las niñas, han sufrido en su vida sexual futura este empuje y este condicionamiento sexual y ambiental.

 

        ¿Hay otros factores que juegan el desarrollo del deseo?

        Ciertamente, el hecho de que el órgano genital masculino se vea, se toque, tenga relieve, pueda en cierto modo ser medido (simplemente con una comparación visual con la niña que carece de ello) y también el sentimiento de seguridad que cualquiera tiene al poder tocar y visualizar lo que es considerado como importante, son como una carta de identidad biológica que el niño siempre lleva consigo y entre estos dos factores podemos entrever una de las plataformas del deseo.

 

        ¿Este deseo por tanto es una expresión unilateral de varón?

        No, este deseo no es una expresión unilateral de varón, ya que debe confrontarse con la compañera, con la aceptación del deseo por parte de ella, debe confrontarse con la que Lacan llama "el deseo del deseo del otro", el deseo del hombre no sólo puede verse frustrado, bloqueado, sino que puede llegar a desaparecer si este se da cuenta que su compañera no le desea, y si su deseo ha sido inoportuno piensa que ha sido un paso en falso, esto es mas auténtico hoy en una sociedad en la cual el hombre siempre debe recibir seguridades, ya no consigue afirmarse sin el visto bueno de su compañera, ante la cual, el varón seguro de sus necesidades ya no existe.

        Por otro lado, el instinto seguirá una evolución natural a lo largo del crecimiento del individuo, si evolucionara con el desarrollo biológico normal del individuo varón.

 

        La respuesta sexual masculina que ha empezado con el impulso, ¿como seguirá?

        Después de la investigaciones del laboratorio de Master y Jhonson, que antes habían sido miradas como algo curioso pero que hoy son universalmente aceptadas, el ciclo de la respuesta sexual se divide en un primer tiempo (que es precisamente la manifestación del impulso), en un segundo tiempo en el que al aumentar el deseo y la excitación se produce el fenómeno de erección, y un tercer momento, la fase orgásmica, en la cual se llega a la eyaculación que conlleva la eliminación del esperma y que debe coincidir con el orgasmo, así como la erección debe coincidir con la excitación.

 

        El hecho de que aumente la excitación, ¿siempre conlleva el mecanismo de la erección?

        Dejando a un lado los casos que deberán ser examinados como patológicos y en los cuales la excitación nunca coincide con la erección, existen sin embargo muchos casos y todavía los encontramos dentro de la normalidad en el que los hombres que hablan de un deseo y también de una excitación muy intensa a veces no tienen una erección, que en cambio debe ser provocada mediante otras técnicas, como p.e. caricias prolongadas de los órganos genitales.

 

        ¿La erección condicionada por el deseo se fundamente en un mecanismo anatomo-fisiológico?

        La mecánica fisiológica de la erección se debe a la vaso-congestión de los cuerpos cavernosos del pene, hay que decir que en el mecanismo de la erección no es tan fácil distinguir los papeles que entraran en juego, es decir, el instinto "elemento orgánico", y el deseo "elemento psicológico", podemos presumir que domina el instinto en la erección refleja, es decir en la erección espontánea por contacto del pene, como las erecciones nocturnas o las que se deben al movimiento, mientras que se debe suponer que predomina el segundo tipo de erección cuando el deseo aparece como consecuencia de una actitud afectiva, entendiendo a la erección en este caso como un testimonio anatomo-fisiológico.

 

        ¿Cómo se llama al orgasmo y a la eyaculación?

        El acercamiento de la fase orgásmica se alcanza en el momento de máxima excitación, este momento es llamado por master y Jhonson "plateau", una vez que la excitación haya llegado a su ápice se produce la reacción de la eyaculación.

 

        ¿Cómo se produce el orgasmo y la eyaculación?

        El orgasmo masculino tiene intensidades distintas, cualidades distintas y satisfacciones distintas de una mujer a un hombre, tiene una duración no precisada, alguien habla de 10´ pero tal vez es demasiado, algunas veces es tan sólo alguna fracción de segundo, el esperma en la eyaculación es expulsado mediante contracciones rítmicas, las primeras de intervalos de 0,8´ las últimas con una frecuencia menor.

 

        ¿Cómo vive el hombre el orgasmo y la eyaculacion, desde el punto de vista psicológico?

        La eyaculacion será el testimonio visual de que el deseo ha sido realizado, de que el orgasmo se ha producido, de que el rito sexual se ha cumplido y de que el ciclo de la respuesta sexual ha concluido, pero para los occidentales existe también la idea de que la energía que se ha creado y acumulado con el crecimiento de la excitación, durante ese fenómeno agradable que es una conquista gradual, debe al final ser descargada precisamente mediante el orgasmo y la eyaculación, lo cual el orgasmo es interpretado al mismo tiempo como un momento en el que se alcanza algo, pero también como una liberación, como contraste está la preocupación (provocada por la iglesia) de que la perdida de esta sustancia a la que se le da casi valor de sustancia cerebral puede ser algo imprudente, puede incluso disminuir su capacidad de creador.

        Los orientales afrontan de distinto modo la relación sexual, estos dan un gran valor a aquélla acumulación de energía que se produce durante las diferentes fases de la excitación, y algunas veces parecen estar dispuestos a renunciar a la fase del orgasmo y la eyaculación para apreciar más un placer sexual prolongado, más refinado, aunque no tan explosivo pero si portador de grandes energías.

 

        ¿El ciclo de la respuesta sexual masculina concluye una vez que se ha producido el orgasmo?

        Una vez que se ha expulsado el esperma, una vez que se ha producido el orgasmo, este hombre que los antiguos romanos decían que "se ponía triste", en efecto manifiesta un gran cansancio y casi siempre se duerme, esto por lo menos es algo de lo que las mujeres siempre acusan a los hombres, ya que ellas por otra parte se revelan mucho más combativas desde el punto de vista sexual y siempre están dispuestas a volver a empezar, incluso llegan a sentirse excitadas por lo que ya se ha producido a diferencia de su compañero, que exhausto a preferido dormir, Master a estudiado la posición corporal de la pareja que se duerme después de un orgasmo y ha constatado que mientras la mujer dormida parece animada por una especie de trofismo, parece tener incluso en el sueño un impulso de energía hacia el hombre, este ultimo sin embargo tiene una actitud inmóvil completamente satisfecho por su orgasmo, el hombre entra en el periodo llamado "refractario en el que la tensión sexual disminuye a niveles inferiores a los de la capacidad normal de excitabilidad.

 

        ¿En cuanto tiempo se supera este periodo refractario?

        A veces puede ser superado en un tiempo brevísimo y el hombre puede mantener un segundo coito, pero será más difícil superarlo para mantener un tercero, y así sucesivamente, también aquí podemos preguntarnos como habíamos hecho al comienzo de nuestra exposición sobre la respuesta sexual, si es una especie de recarga energética del tipo biológico que, eventualmente puede volver a crear el deseo, o en cambio si será el deseo en sentido psicológico y emocional, p.e., con una nueva compañera, lo que provoque este relanzamiento biológico necesario para anular el periodo refractario.

 

 

        La sexualidad masculina:

Conductos y órganos

 

1.- Conducto de Muller

2.- Gónadas

3.- Riñones primitivos

4.- Conductos de Wolff

Representación esquemática del aparto genital interno en estado embrionario indiferenciado del que se originaran las definitivas estructuras genitales masculinas o femeninas.

 

        ¿Existe una definición de comportamiento sexual masculino normal?

        El concepto de la normalidad en el comportamiento sexual, así como en otros campos es muy ambiguo, la normalidad puede ser juzgada de modos tan distintos que algunas veces ni siquiera parece que se esta hablando del mismo concepto, para intentar poner un poco de orden podemos definir la normalidad de las estadísticas o hablar de la normalidad subjetiva, de la normalidad ideal, de la normalidad moral y finalmente de la normalidad médico-legal o la jurídica.

Diferenciación sexual de los órganos internos (izq.) y de los órganos externos (dcha.)

 En el varón (arriba) y en la hembra (abajo), y en las distintas semanas del embarazo a partir de una fase común indiferenciada

 

        La normalidad estadística es la normalidad que se define sobre la base del comportamiento de la mayoría, es como si la normalidad sexual debiera estar determinada en base al comportamiento sexual de la mayoría, aunque sabemos que un criterio cualitativo siempre parece más refinado que un criterio cuantitativo, sin embargo el aceptar como comportamiento sexual más adecuado, más oportuno, el comportamiento de la mayoría, puede tener una utilidad aunque presente graves peligros.

        P.e., de llegar a catalogar por bueno todo lo que hace la mayoría, lo cual podría llevarnos implícitamente a pensar que todo lo que hacen las minorías es malo, es un problema que se nos presenta de inmediato cuando se discute sobre el comportamiento de los homosexuales, puesto que la mayoría es heterosexual, en este caso deberían ser considerados y tolerados o aceptados.

        La normalidad estadística es cada vez más conocida a partir de investigaciones estadísticas sobre el comportamiento sexual, y se ha empezado con el informe Kinsey.

 

        ¿Que ha demostrado el informe kinsey?

        El informe kinsey ha demostrado que, precisamente en la mayoría que debería haber tenido este comportamiento sexual llamado normal, se encuentra, se entrelazan y se confunden aquellos comportamientos que generalmente antes eran considerados como desviados o pervertidos.

 

        ¿Que se entiende por normalidad subjetiva?

        La normalidad subjetiva es la capacidad de un individuo para encontrarse a gusto en su modo de ser, en su modo de vivir, en su vida sexual, con la satisfacción de nos sufrir por una situación determinada, la normalidad subjetiva es un concepto muy difícil de acotar en límites definidos, pero es un concepto muy importante porque le da al individuo la posibilidad de sentirse a gusto en una situación que desde el exterior pueden no ser considerada normal, y al mismo tiempo le da la posibilidad de sentirse a disgusto en una pretendida normalidad, sin embargo existe el peligro de que como en una enfermedad crónica grave que trascurre de forma asintomática, un comportamiento sexual que no molesta al individuo que lo ha adoptado, le esté, en realidad siendo perjudicial.

 

        ¿La normalidad ideal es una especie de ensueño del hombre?

        Ciertamente el sueño de todo hombre sería el conocer cual es el comportamiento sexual óptimo y poderse atener a el, en efecto, sabemos que esta normalidad ideal no puede ser más que una propuesta, una especie de empuje para mejorar las cosas, pero no un criterio ni un objetivo real, muchos hombres, muchas parejas sin embargo se obstinan en la búsqueda de ese normalidad ideal fabricándose de este modo problemas falsos.

 

        ¿Que es la normalidad moral?

        Definir una normalidad sexual normal es algo muy complejo y articulado, la normalidad moral debe tener en cuenta tanto aquellos que son llamados comúnmente valores religiosos como los que son llamados valores culturales y que como tales se trasforman con el tiempo según una evolución que tiene carácter histórico y político.

 

        ¿Cual ha sido en los últimos tiempos la evolución del concepto de comportamiento sexual correcto desde el punto de vista moral?

        En un pasado muy reciente los aspectos positivos de un comportamiento sexual estaban representados (no sólo según una condición religiosa), por una fuerte relación entre el placer sexual y la reproducción, para ser normales no era necesario mantener solamente una actividad sexual adecuada, es decir una buena erección y una eyaculación normal, sino que era preciso también que esta eyaculación fuera fecunda, que no hubiera sospechas de esterilidad y debían producirse muchas fecundaciones para que dieran muchos hijos a poder ser varones, esta normalidad moral premiaba al hombre por prolífico, también desde el punto de vista sexual porque le atribuía un estatus de hombre capaz como ciudadano y como hombre viril, en cambio hoy han cambiados los valores culturales, ha cambiado también la normalidad sexual, hoy la sociedad hace una división muy neta entre reproducción y placer sexual, y mientras el placer es estimulado, la penetración por parte del hombre y la eyaculación son vistos como una necesidad y por lo tanto como algo moral, porque aporta placer.

        La eyaculación en su finalidad de fecundación y la reproducción es algo que debe ser codificado cuidadosamente, la fecundación más allá de ciertos limites religiosos son exactamente como antes, para una sociedad que se declaraba profundamente religiosa y se consideraba profundamente peligroso y pecaminoso el placer sexual puro y simple, es decir, como un fin en si mismo.

        Lo que tiende a cambiar el concepto de normalidad sexual moral es el problema de la superoblación, que trae también la imposibilidad de darle a una población infantil demasiado numerosa una educación buena de la cual después se pudiera derivar un buen control social, esto está visto como un factor peligroso y por tanto no moral.

 

        ¿El tener demasiados hijos se ha convertido en un elemento de desorden?

        Si el placer sexual como fin como si mismo era considerado antes como desorganizador y asocial, en cambio ahora es visto como un medio de cohesión social, por el contrario el tener demasiados hijos se convierte en una acción de ruptura en una acción egoísta contra la sociedad organizada, porque puede introducir en esta sociedad individuos culturalmente no controlables.

 

        ¿Que es la normalidad masculina, desde el punto de vista médico-legal?

        Es un código de comportamiento que más que de la moral, se preocupa de las consecuencias sociales y puede tener un comportamiento sexual, se consideran normales o en los límites de lo normal aquellos comportamientos no juzgados como perjudiciales para la sociedad más que para el individuo mismo, y se consideran anormales los otros, también en esto, la caída de muchos tabúes han dado lugar a que estos conceptos límites médico-legales se hayan ensanchado mucho.

        P.e., más allá de lo que era la moral religiosa, la normalización jurídica de una relación entre dos personas era considerada importante de cara a una buena educación de los posibles hijos, es decir de cara a dar una educación que no presentara riesgos para la sociedad, hoy en día en el mundo occidental nadie parece preocuparse de la mayor o menor estabilidad de una relación entre dos personas, en el límite opuesto a habido propuestas para valorar como más madura, es decir como más responsable a la pareja que no demuestre unas prisas excesivas para estabilizar jurídicamente una relación (estamos en el campo de las propuestas límites), porque demuestra que no necesita apoyaturas psicológicas, muletas jurídicas que le den seguridades, aparte de este ejemplo extremo han caído toda una serie de valores apoyadas por la difusión de los métodos anticonceptivos y de las relaciones sexuales fuera del matrimonio, que de hecho ya no son condenables y por lo tanto ya no son susceptibles de penalización jurídica.

        Los comportamientos que eran considerados perversos, la actitud ante los comportamiento sexuales clasificados anteriormente como perversiones sexuales, como el masoquismo , el boyerismo, el exhibicionismo, también ha sufrido algunas trasformaciones desde el punto de vista legal, una sociedad que tolera la pornografía hasta llegar al punto de utilizarla comercialmente, está menos dispuesta a condenar legalmente al que exhibe su propio cuerpo o al que practica el boyerismo, en cuanto al sadomasoquista la cuestión es un poco distinta, indudablemente este comportamiento es entendido como una desviación, pero, si los dos miembros de la pareja están de acuerdo, la sociedad tiende a no intervenir al no considerarles como anormales en el sentido de la peligrosidad, otra forma de perversión que nunca ha preocupado mucho a la medicina legal es el fetichismo.

 

        ¿Que perversiones son consideradas todavía como graves y peligrosas y por tanto susceptibles de penalización?

        Todavía siguen vivos 2 tabúes que la sociedad esta dispuesta a combatir, el incesto y la pederastia (agresión sexual a los niños), tanto el incesto como la pederastia son considerados unas anormalidades muy peligrosas, pero la agresión sexual a los niños es indudablemente la perversión más grave y por lo tanto castigada con mayor severidad.

 

        ¿No es posible entonces tener una medida de la normalidad sexual que tranquilice al hombre en la búsqueda de un resultado sexual?

        Aunque muchos hombres se preguntan angustiados ¿cuanto debe medir mi órgano genital?, ¿cuanto debe durar mi acto sexual? y ¿cuantas veces tengo que hacer el amor para ser normal?, la pregunta no tiene razón de ser en si misma   ya que el comportamiento sexual humano es una sumamente variable y cada acto sexual es un mundo aparte y por lo tanto no se puede establecer criterios cronológicos o numéricos que no tienen sentidos, sin embargo la normalidad en cierto sentido existe y consiste en la posibilidad de mantener relaciones sexuales que sean, no sólo bastante satisfactorias para el sujeto sino que lo estén en consonancia con las propuestas de la sociedad en el que el sujeto vive, una actividad sexual en constante y decidida oposición a estas propuestas en todo caso sería demasiado conflictiva y por tanto insatisfactoria.

Número Definición

1

2

3

4

5

6

7

8

9

Vesícula seminal

Recto

Próstata

Glándula bulbouretral

Vejiga

Conducto deferente

Uretra

Pene

Testículo

Sección sagital que muestra la estructura del aparto genital masculino.

 

Número Definición

1

2

3

4

5

6

7

8

Glande

Cuerpo cavernoso del pene

Cuerpo cavernoso de la uretra

Túnica albugínea

Túnica de Buck

Pubis

Bulbo de la uretra

Músculo isquio-cavernoso

Representación del pene y de sus estructuras.

 

Número Definición

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

Túnica de buck

Piel

Vena superficial y profunda

Arteria dorsal y nervio dorsal

Arteria

Tabique

Uretra

Cuerpo cavernosos de la uretra

Túnica albugínea

Cuerpo cavernoso

Dartos

Pene visto en sección trasversal.

 

Número Definición

1

2

3

4

5

6

Conducto deferente

Retetestis

Túbulos seminíferos rectos

Túbulos seminíferos contorneados

Tabiques interlobulares

Lóbulo

Testículo epiridimo, la sección pone de manifiesto los tabiques interlobulares de los túbulos seminíferos.

 

Número Definición

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

Conducto deferente

Piel

Arteria del conducto

Túnica espermática externa

Cremaster

Túnica espermática interna

Epiridimo

Tabique del testículo

Saco vaginal

Túnica parietal

Túnica visceral

Sección trasversal del testículo.

Número Definición

1

Nervio pudendo

Recorrido del nervio pudendo, rama del nervio isquiático mayor, nervio isquiático mayor que inerva el aparato genital, este nervio se divide en una rama superior para el pene y en una rama inferior que inerva el perineo y el escroto.

 

        ¿Cual es la actitud de hoy en día hacia cierta agresividad sexual masculina?

        La agresividad masculina a nivel individual parece estar bastante desvalorizada en la sociedad moderna, muchas mujeres la rechazan en nombre de su liberación y piden la igual de los derechos de los sexos que sería parecido a una respuesta sexual de un hombre sumamente pasivo dispuesto ha hacer el amor sólo si su compañera se lo pide, por otra parte no parece satisfactorio tampoco para el sexo femenino, creo que una cierta agresividad espontánea y que no sea una agresividad a la persona de la compañera, puede ser una respuesta equilibrada a las necesidades contradictorias de la sociedad de hoy.

 

        ¿La sociedad de hoy en día puede ser definida todavía como represiva hacia la sexualidad?

        Si, es un sueño la desaparición total de la represión como recuerdo de un pasado medieval y oscurantista que se tiende a tener y a creer, la represión existe en todas partes, a lo mejor camuflada por la nueva liberación sexual a través de aquellos modelos que la sociedad liberada impone, no cabría una interpretación intermedia que reconozca que sin una represión excesiva en la educación, en la condena moral de algunos comportamientos sexuales, nos ha parecido, o nos parece bastante perjudicial una condena total, una eliminación completa de los códigos, aparte de tener carácter utópico no parece aceptable incuso desde el punto de visto funcional, porque de cualquier manera un cierto límite de sexualidad y cierto tipo de prohibición es percibido como un componente estimulador de la sexualidad misma.

        El placer sexual es hoy día casi una imposición, esta imposición puede ser de algún modo negativa, un peligro que está efectivamente representado por la imposición del placer, así como se hace hoy, el placer se hace contradictorio porque es algo obligatorio y absolutamente necesario, podríamos decir que hay que darle al hombre el derecho al placer, pero que también hay que darle derecho a la impotencia, no condenarle a un funcionalismo integral, permanente, absoluto, que haría de él como de hecho sucede, un obsesionado por su deber sexual.

 

        ¿la monogamia es un estado sexualmente más aceptable?

        Si, por una parte cierta movilidad de la pareja monogámica, por lo menos en el sentido de la no posesibilidad de un miembro de la pareja sobre otro, sería seguramente un dato positivo.

        Un comportamiento que está arraigado en los países anglosajones con el nombre de OPEN MARRIAGE, no han dado los resultados que se esperaban y hasta el amor de grupo ha requerido para su actuación de tantas y tantas reglas de comportamiento que a su vez se ha hecho sospechoso y discutible.

        Sin querer hacer propaganda la monogamia como única forma de convivencia del hombre y la mujer, es cierto que da la posibilidad de mantener a la pareja en una situación dinámica estimulante, de relanzamiento continuo, de reinvención, del aprovechamiento de lo imaginario y del diálogo, queda el interrogante al que tal vez no somos capaces de dar respuesta de ¿si debe considerarse más potente a un hombre que busca cambios continuos para  mantener viva su estimulación sexual o bien al que con la misma compañera consigue renovar continuamente el estimulo de modo que siempre sea interesante?.

 

        ¿Cuales son las disfunciones sexuales masculinas mas frecuentes?

        Las disfunciones sexuales masculinas se pueden agrupar prácticamente en 3 cuadros clínicos precisos:

 

Orden Cuadro clínico
El de la impotencia.
El de la eyaculación precoz.
El de la eyaculación tardía o imposible.

 

        ¿ Que se entiende por impotencia?

        La impotencia es la falta o la insuficiencia de la erección, en el ámbito de la impotencia se hacen unas distinciones importantes, se hablará especialmente de una impotencia primaria cuando está impotencia haya existido siempre, es decir, cuando el individuo ha padecido de este trastorno desde los comienzos de su vida sexual, se hablará por el contrarío de impotencia secundaria cuando el individuo ha tenido o por lo menos ha considerado su vida sexual satisfactoria durante un periodo de tiempo y la impotencia ha aparecido sólo en un segundo momento y se ha acentuado hasta convertirse en un problema importante.

 

        ¿Existen sólo estas dos formas de impotencia?.

        No, en algunos casos se hablará también de impotencia selectiva, es decir, cuando el trastorno aparece con una compañera y no con otra, la impotencia además tendrá distintos grados que podrá ser completa o incompleta.

 

        ¿Cuales son las causas de la impotencia?

        Las causas pueden ser varias, con lo cual en el lenguaje médico las impotencias pueden ser vistas como un síntoma o como un síndrome y no como una enfermedad provocada por un mismo agente patológico, de todos modos podemos hablar principalmente de impotencias debidas a causas orgánicas y de las debidas principalmente a causas psíquicas.

 

        ¿Cuales son las causas orgánicas?

        Las causas orgánicas pueden a su vez clasificarse en distintos subgrupos, causas orgánicas por trastornos metabólicos, por trastornos neurológicos, por trastornos endocrinológicos, por sustancias tóxicas, por drogas o por traumatismos debidos a operaciones quirúrgicas.

 

        ¿Que trastornos metabólicos pueden provocar impotencias?

        La diabetes, aunque todavía no esté en estado manifiesto, efectivamente, puede producir impotencia si todavía está en el estado latente, la impotencia podrá ser interpretada como un síntoma de advertencia, sin embargo ya que sólo el 50% de los enfermos de diabetes se convierten en impotentes, hay que suponer que entren en juego implicaciones psicológicas.

 

        ¿Cuales son las causas neurológicas y endocrinológicas?

        Una enfermedad neurológica como por ejemplo, la esclerosis en placas o lesiones de la columna vertebral como también algunas enfermedades endocrinas, pueden ser causa de una impotencia.

 

        ¿Que se entiende por causas tóxicas?

        Hay algunas sustancias tóxicas que pueden provocar impotencia, se ha hablado de la impotencia aparecida en los agricultores que se dedican a la distribución de algunos anticriptogámicos, también algunos medicamentos como los hipotensores, los barbitúricos y ciertos antidepresivos favorecen indudablemente la impotencia, y por supuesto el alcohol y el tabaco tienen una acción negativa sobre la erección y además todas las drogas, tanto las duras como las blandas, estas tienen una fase eufórica, y posteriormente una caída de la potencia sexual.

 

        ¿Que otro tipo se pueden citar entre las causas orgánicas de impotencia?

        Una enfermedad específica es el endurecimiento de los cuerpos cavernosos (induratio penis), que consiste en un endurecimiento de los tejidos del pene y por lo tanto el paciente ya no es capaz de tener una erección, además se han visto otros fenómenos que no están totalmente explicados como la impotencia en personas que has sufrido una intervención quirúrgica en el estomago, al lado de estas causas orgánicas existen naturalmente todas las causas de predominio psicológico.

 

        ¿Cómo se puede saber si la impotencia se debe a causas orgánicas o  psicológicas?

        Se puede dar una impotencia con persistencia del deseo y una impotencia con desaparición del deseo, seremos más proclives a hablar de una preponderancia del trastorno orgánico cuando sigue existiendo el deseo, mientras pensaremos en trastornos psicológicos cuando el deseo desaparece, por el contrario la erección matutina se conserva en la impotencia de componente predominantemente psicológico porque se trata de una impotencia que se manifiesta en función de una compañera, mientras cuando la aceptación sexual no es necesaria y requerida, la erección es posible, la desaparición de la erección espontánea hace en cambio, pensar más en una causa orgánica.

 

        ¿Cuales son las causas psíquicas principales de impotencia?

        Las causas psíquicas principales de la impotencia son los conflictos intrapsíquicos del individuo, conflictos que residen en el interior del individuo mismo y pueden hundir sus raíces en su infancia los conflictos interpersonales y por tanto de relación, también los conflictos de carácter social y finalmente los conflictos que nacen de una educación sexual errónea.

 

        ¿Cuales son los conflictos psicológicos internos más frecuentes?

        En los conflictos intraspíquicos hay muchos elementos imaginarios debidos al pasado infantil por lo cual el sexo puede convertirse en algo amenazador, p.e., para el neurótico la vagina de la mujer se puede presentar como una trampa con dientes que podrían destruir o mutilar su pene, otras veces por fantasías incestuosas la mujer es vista como la madre y por lo tanto todo impulso sexual en el momento en que se manifiesta es bloqueado por esta  superposición de la imagen materna.

 

        ¿Cuales son en cambio los conflictos interpersonales y de los de carácter social?

        Todas las formas de conflicto conyugal, familiar y de grupo pueden suponer impotencia, pero también los conflictos socio-políticos vividos de forma intensa, los conflictos con los modelos culturales propuestos o con los mismos que desaparecen y vuelven a aparecer pueden producir trastornos de la potencia sexual, también todas las malas informaciones sexuales por la creencia de que son absolutamente imprescindibles para satisfacer a la compañera, también unas dimensiones determinadas de los genitales y por el contrario, la certidumbre de tener un pene demasiado pequeño puede ocasionar trastornos de la potencia sexual.

 

        ¿Cómo suele reaccionar el individuo a los primeros síntomas de trastorno?

        El impotente es un hombre absolutamente ansioso y preocupado para el cual la superación de una situación semejante se convierte en una cuestión de vida o muerte, o bien en una resignación, en este caso se vuelve mucho más pasivo y entonces casi consigue encontrar en su impotencia algún beneficio porque una vez que esta ha sido aceptada el sujeto se libera de ulteriores situaciones angustiosas.

 

        ¿Que tratamiento se utiliza para la impotencia?

        Hay dos grupos de causas y por ello existen también dos grupos de tratamiento, está claro que para los trastornos de tipo orgánico habrá que combatir la enfermedad que causa el trastorno sin embargo una vez eliminada la causa orgánica nos encontramos con que el trastorno no desaparece y esto ocurre porque el trastorno orgánico inicial ha desencadenado toda una serie de implicaciones y reacciones psicológicas que a su vez deben ser detectadas y tratadas, en cambio, si el trastorno tiene un origen preferentemente psicológico se recurre a un grupo de psicoterapias que sirven para mejorar el conocimiento de uno mismo: La comunicación con la compañera o a darle al paciente una visión más clara de la sexualidad.

 

        ¿Que es la eyaculación precoz?

        El eyaculador precoz es un fabricante de un sin fin de erecciones, es un gran excitado, en el sin embargo, puede producirse una larga impotencia secundaria debida a la gran laboriosidad de su vida sexual.

        La eyaculación precoz puede ser de distintos grados, desde la precocísima que ni siquiera permite la penetración y que es llamada eyaculación "ante-portas", a las que se producen después de un cierto periodo pero que sigue sin ser suficiente para satisfacer a la compañera.

        El eyaculador precoz es un individuo muy ansioso, tanto desde el punto de vista de su actuación sexual como desde el punto de vista de su relación con la compañera, las causas orgánicas de este trastorno son bastante raras y pueden encontrarse algunas lesiones neurológicas muy bien reconocibles en canales, uretritis o en prostatitis descuidadas, las que predominan son las causas psicológicas que van desde el miedo a la mujer en sentido simbólico y entonces se rehuye de una relación real que se siente como amenazadora, o se originan por causas más superficiales, como venganza sobre la compañera a la que se le quiere negar el placer.

 

        ¿Hay tratamientos para los que padecen eyaculación precoz?

        También en este caso hay que intentar eliminar las causas orgánicas si las hay, en los trastornos de origen psicológicos se utilizan algunos antidepresivos que desarrollan una especie de control de tipo bioquímico del reflejo eyaculador durante un cierto periodo de tiempo y se usan también tratamientos que afectan a la compañera y que consiste en buscar las zonas más sensibles del cuerpo en el reconocimiento de un placer que hay que aprender a controlar y a guardar.

 

        ¿Que es la eyaculación retardada o imposible?

        Es un trastorno conocido desde hace mucho tiempo que parecía afectar a un número reducido de personas pero en los últimos tiempos se está haciendo más frecuente, muchos de estos eyaculadores retardados se habían considerados como superpotentes y en realidad su placer estaba muy reducido, en este caso también el trastorno se puede manifestar en distintos grados, desde el que simplemente padece un retraso en la eyaculación al que no eyacula si no es mediante masturbación, y el que finalmente consigue eyacular sólo en ocasiones de sueños eróticos, no se conocen bien los orígenes de esta enfermedad, se habla de modo hipotético del esperma como algo que se ha visto como sucio o bien de miedo al placer, de todos modos se trata de un trastorno poco conocido y las posibilidades terapéuticas son todavía potenciales.

 

 

Causas de Impotencia

Orgánicas por:

Trastornos metabólicos

Trastornos neurológicos

Trastornos endocrinos

Sustancias toxicas

Drogas

Traumatismos quirúrgicos

   
Psíquicas por:

Conflictos intrapsíquicos

Conflictos interpersonales

Conflictos de carácter social

Conflictos debidos a una mala educación sexual

 

Orgasmo femenino

Orgasmos de clítoris. Lleno de terminaciones nerviosas, el clítoris es la fuente principal de placer sexual. Es también el medio por el cual se producen la mayoría de los orgasmos. Mientras el estimular otras áreas puede producir un orgasmo, es, normalmente, cierto tipo de estimulación del clítoris lo que lleva al clímax. De hecho, una o más de las partes que componen el clítoris participan para alcanzar un orgasmo.

 

Orgasmos vaginales. La penetración vaginal puede provocar orgasmos vaginales sin ninguna estimulación directa del clítoris. Sin embargo, el clítoris casi siempre se estimula indirectamente durante la penetración vaginal, contribuyendo a lograr este orgasmo. La penetración estimula las terminaciones nerviosas de los brazos del clítoris situados a lo largo de las paredes del canal vaginal, provocando sensaciones placenteras. Además, la penetración estimula indirectamente la cabeza erecta del clítoris. El acto de empujar y tirar de los labios internos durante la penetración también estimula el clítoris. Así que los orgasmos vaginales son posibles, pero la compleja estructura del clítoris trabaja en conjunto para producirlos.

 

Orgasmos del Punto G. Estimulando la esponja uretral tendrás orgasmos del punto g. Al presionar el techo de tu vagina, estimularas el tejido del punto g a través de la pared vaginal. Muchas mujeres disfrutan mas la estimulación del punto g después de haber tenido un orgasmo, cuando el tejido, tanto de los genitales como del punto g, esta hinchado y altamente sensible. Esto también facilita el localizar el punto g. Mientras muchas mujeres tienen orgasmos al estimular solo el punto g, otras necesitan de estimular su clítoris al mismo tiempo.

 

Eyaculación femenina. Algunas mujeres expulsan fluidos por sus genitales durante el clímax sexual, este fenómeno de eyaculación femenina ha sido ligado a la estimulación del punto g. Si eres una mujer que eyacula, ve tranquila que es algo perfectamente normal.